viernes, 22 de mayo de 2009

Cronología del Caso

4 de febrero 2006
La detención

La madrugada del sábado 4 de febrero, un grupo de amigos, se encaminó hacia la calle Sant Pere Mes Baix, en Barcelona, donde encontraron a otros jóvenes que discutían con cuatro policías que estaban bloqueando el paso frente a una casa donde se realizaba una fiesta ilegal. Rodrigo Lanza solicitó a un policía que le permitiera el paso, pues solo quería continuar hasta la estación del metro. Alex y otros muchachos querían ver si había fiesta en esa casa. Como no lo dejan continuar por la calle, Rodrigo se vuelve pero recibe un fuerte golpe en la cabeza que lo deja aturdido. La policía comenzó a cargar y los chicos a correr. Según los testigos, durante la carga los vecinos se asomaron a los balcones y gritaron a la policía que los dejara en paz. Comenzaron a caer objetos desde la casa de la fiesta y uno hirió de gravedad a un policía. Rodrigo trató de correr pero no pudo y fue detenido inmediatamente. Por su parte, Juan y Alex fueron aprendidos al caerse. Otros cuatro chicos que salieron en esos momentos de la fiesta de la casa también fueron detenidos.

El procedimiento de arresto

El arresto se realizó a las 6.20 a.m. Una vez en la comisaría de l’ABP Sants-Montjuïc, les golpean brutalmente, al extremo que el médico de la policía determinó que debían ser trasladados a un hospital. Al arrestar a Lanza y Cisternas escriben “ILEGAL” y que no tienen autorización para residir en España, los cual es falso ya que son ciudadanos comunitarios con pasaporte italiano y casado con española, respectivamente. Rodrigo Lanza perdió mucha sangre producto del golpe en la cabeza, Alex Cisternas sangró por boca y nariz, lo que requería examenes para determnar heridas internas. Juan necesitaba que le inmovilizaran su brazo quebrado por golpes. A las 8.30 a.m. les llevaron al Servicio de Urgencias del Hospital del Mar, luego al Hospital Sant Pau, donde según la policía no funcionan los rayos X. A las 11.10 a.m. los atienden en el Hospital de La Esperanza, con la policía presente. La falta de atención oportuna constituye delito de inasistencia médica. Ese 4 de febrero por la mañana, el Alcalde de Barcelona, Joan Clos, afirmó en que un policía había sido herido de gravedad por una maceta lanzada desde el interior del edificio donde se realizaba una fiesta ocupa. Esta noticia se repitió cada hora en los informativos matutinos. A las 10.00 horas del 4 de febrero, cuando la policía científica llegó al lugar de los hechos, comprobó que había sido limpiado por los servicios del Ayuntamiento de Barcelona, y que por este motivo no pudo realizar la correspondiente inspección. Diligencia a las 18.11 horas: “… se realizó una búsqueda de restos biológicos en las piedras y los conos, por parte de policía científica, dando resultado negativo”, lo que quiere decir que no hay huellas digitales, ni restos de sangre en las “evidencias” que presenta la policía. Durante la tarde del 4 de febrero, la madre de Rodrigo -Mariana Huidobro- presentó un habeas corpus para exigir que se informara del paradero de su hijo; el habeas corpus fue negado. En la mañana del 5 de febrero de 2006, los abogados pueden constatar que los jóvenes han sido golpeados, maltratados y torturados. Además han estado incomunicados durante todo el tiempo de detención. Sólo a las 21.00 horas, casi 15 horas después del arresto, se comunica el paradero de los jóvenes acusados de “homicidio en grado de tentativa”, versión completamente diferente a la entregada por el Alcalde Joan Clos. Esta cantidad de horas de “secuestro” por parte de la policía están siendo investigadas por la Comisión de Relaciones con la Administración de Justicia (del Colegio de Abogados de Barcelona). Posteriormente la prensa informaría que fueron “ocupas” quienes agredieron al policía.

6 de febrero 2006
Declaración de los 9 imputados en el Juzgado de Instrucción 18 de Barcelona

Alex Cisternas
Señaló que al acercarse al lugar un grupo de jóvenes discutía con agentes, quiso entrar a la fiesta de la casa y fue golpeado por un policía. La gente empezó a correr. Dice que es imposible que su amigo Rodrigo haya reconocido que ambos fueron los autores de la lesión del policía, ya que no tiró ninguna piedra. No llegó a ver agente alguno tendido en el suelo. Vio que arrojaban objetos de la casa y que las lesiones que tiene se las hicieron los agentes. También dijo que en ningún momento estuvo en el interior del edificio donde se realizó la fiesta.


Rodrigo Lanza
Declaró que iba con una amiga, que había un grupo y la policía frente a la casa de la fiesta, que lo empujaron. Les explicó que solo quería ir al metro, lo golpearon en la cabeza, quedó aturdido, alguien lo alejó. La gente empezó a correr, cayó al suelo donde fue golpeado y esposado.


Juan Pintos
Dijo que al llegar a la calle había una discusión con un grupo de gente y la policía, luego los agentes comenzaron a golpear haciendo uso de porras. Corrió, tropezó y en el suelo lo patearon y golpearon, lo que produjo la fractura de su brazo. No tiró ningún objeto, pero los agentes que le esposaban estaban siendo atacados desde los balcones.


Prisión preventiva

La jueza dictó prisión preventiva, sin fianza, argumentando que son sudamericanos y podrían escapar a sus países de origen. Se presentó al Juzgado de Instrucción un Recurso de Reforma y subsidiario de Apelación, demostrando claramente la existencia de domicilio estable y de elementos (trabajo, estudios universitarios, etc.) que acreditaron arraigo en la ciudad de Barcelona. Se solicitó medidas cautelares como retirada del pasaporte y otras. Se destacó el tiempo de elaboración del atestado policial (entre las 06.20 y las 21.30 horas), período en que no se comunicó la detención.


8 de febrero 2006
Declaración de la policía

Los tres agentes compañeros del agente herido declaran que los jóvenes llegaron, se fueron y volvieron. Que Rodrigo lanza, Alex Cisternas y Juan Pintos iban en primera línea. Dijeron que Lanza tiró el primer objeto que golpeó al policía haciéndolo caer y que Alex tiró otro objeto para rematar al policía, mientras Juan incitaba al grupo. Los tres policías declararon que se quedaron junto al compañero herido cuando llegaron los refuerzos.


9 de febrero 2006
Declaración de la policía que llegó como refuerzo

Informaron los policías que detuvieron a Cisternas, Lanza y a los 4 jóvenes que salieron de la fiesta en la casa ocupada. Los uniformados señalaron que el personal médico no les preguntó sobre como se hirió el compañero. Un policía declaró que recogió un cono y piedras con sangre en el lugar.

22 de febrero 2006


Se vuelve a negar la libertad que fue solicitada argumentando que todos reunían condiciones de arraigo. La jueza señaló “…a juicio de esta Instructora las declaraciones de los agentes son sinceras”.

8 de marzo 2006


Declaración del personal médico que atendió al policía herido. El médico Robert Panades B. declaró que “…preguntó a los agentes -que por allí se encontraban- cuál había sido el mecanismo de la lesión y no se lo supieron indicar, unos decían que había caído algo de arriba, como un tiesto; otros, que había sido una pedrada pero nadie sabía concretarlo”. Los policías acusadores afirman haberse quedado junto al compañero herido cuando llegaron los refuerzos.


15 de marzo 2006

Respuesta negativa de la Audiencia Provincial a la apelación contra la resolución denegatoria de la petición de libertad. Dicen: “a la circunstancia de ser todos ellos naturales de país extranjero, también Pintos que aunque resulta ser nacional español admite haber nacido en Argentina y disponer en aquel país de familiares próximos”…

Rechazo de testigos

La jueza de Instrucción rechazó todos los testigos presentados por los nueve imputados. Los primeros tres testigos, vecinos del lugar, fueron rechazados por “no resultar en absoluto creíbles la presencia de testigos en las ventanas de la calle al inicio del incidente…”


Como los jóvenes seguían en prisión preventiva, se presentaron otros tres testigos, amigos que estaban presentes en el lugar de los hechos y fueron también rechazados: “porque no resulta creíble a juicio de esta Instructora y a la vista de los mas de cuatro meses transcurridos desde los hechos, la presencia de dichas personas en el lugar de los hechos. En segundo lugar porque si la posición de los mismos es la descrita en el escrito de defensa sería cuestionables que su condición fuese la de simples testigos, pues no hay que olvidar que el grupo de jóvenes en el que estaban integrados Lanza y Cisternas fueron todos ellos, indiciariamente, presuntos participes en los hechos y delitos relatados…”. Una de estos testigos es la que Rodrigo nombra que iba con el en su primera declaracion del 6 de febrero.

22 de marzo 2006
Petición de Libertad Provisional con varias alegaciones

Requisitos constitucionales de la prisión provisional; valoración de las declaraciones de los agentes de guardia urbana y equipo sanitario; existencia de distintas versiones sobre el mecanismo que causó las lesiones al agente; falta de pruebas esenciales que causan indefensión; incoherencia en los hechos según la versión de los agentes; carencia de antecedentes penales de los acusados; imposibilidad por parte de los imputados de interferir en la investigación; arraigo en el estado español de los acusados; existencia de medidas cautelares alternativas.


5 de abril 2006
Negación de la petición de libertad provisional

La jueza argumentó que “no han variado las circunstancias que motivaron la adopción de la prisión…” Esto a pesar de todas las declaraciones de policías de refuerzo y personal médico que contradicen la versión de los policías que acusan.

6 de abril 2006


Formulación de recurso de reforma y subsidiario de apelación alegando los numerosos elementos nuevos aportados y no valorados por la jueza, fue denegado un mes después en 4 líneas.


30 de mayo 2006

Petición de Libertad Provisional con la presentación de los dictámenes médicos realizados en base a los informes médicos forenses del juzgado, sobre las lesiones sufridas por el policía. Se entregaron dos informes de médicos especialistas en medicina legal y forense y en anatomía patológica: uno de un Catedrático de la Universidad Autónoma y el segundo de dos Catedráticos de la Universidad de Barcelona. Ambos documentos excluyeron en forma determinante la posibilidad de que las heridas sufridas por el agente pudieran haber sido provocadas por el golpe de una o varias piedras.

8 de junio 2006
Auto de Procesamiento

La jueza inició el cierre de la Instrucción, sin admitir ningún testigo por parte de la defensa y sin investigar las múltiples irregularidades del caso. Se permitió frases arbitrarias y juicios parciales y sin fundamentos.



13 de junio 2006

Recurso de Reforma y subsidiario de Apelación contra el auto de procesamiento, señalando todas las irregularidades y la postura parcial de la jueza. Los abogados de Cisternas, Lanza y Pintos, presentaron varias quejas ante la Comisión de Relaciones con la Administración de Justicia, para que se investigaran las anormalidades del caso y así poder defender con las herramientas que la ley establece a los imputados.

16 de junio 2006
Declaración indagatoria frente a la jueza

Uno a uno los jóvenes, manifiestan no estar conformes con el auto de procesamiento, ratifican sus declaraciones del 6 de febrero y anuncian que iniciarán una huelga de hambre porque consideraron que no se respetó la presunción de inocencia y no se les ha permitido llegar al juicio con las herramientas escenciales para su defensa (testigos, pruebas, etc)


19 de junio 2006
Huelga de Hambre

Como medida extrema, los tres involucrados más la madre de Lanza, Mariana Huidobro inician una huelga de hambre indefinida para pedir la libertad inmediata de los jóvenes.


4 de julio 2006

Negación de la jueza instructora del recurso de reforma interpuesto contra el auto de procesamiento.

11 de julio 2006

Confirmación de la Audiencia Provincial del Auto de Procesamiento.

19 de julio 2006

Interposición de Recurso de Amparo Constitucional contra los autos dictados por el Juzgado de Instrucción y la Audiencia Provincial, denegatorios de la libertad provisional.

5 de octubre 2006

Desestimación de la Audiencia Provincial de los recursos de apelación contra los Autos de procesamiento de fecha 8 y 10 de junio y 4 de julio.

8 de noviembre 2006
Acusación popular de la asociación Memoria Contra la Tortura

Se admite a trámite la querella interpuesta por dicha entidad, que denuncia los maltratos y torturas recibidos por los jóvenes durante las 48 horas que duró la detención. La jueza de Instrucción separó del caso en que se acusa a Cisternas, Lanza y Pintos, cada denuncia de maltratos y tortura, abriendo para cada denuncia un expediente independiente. Esto ha sido cuestionado en diversas ocasiones, argumentando que debieran formar parte del mismo proceso.



17 de abril 2007

La Fiscalía presenta su Escrito de Acusación: solicitan 11 años de prisión para Cisternas, Lanza y Pintos, más una suma de 520.000 euros.

12 de junio 2007

Presentación del Escrito de Defensa del abogado de Rodrigo Lanza, argumentó que se ha vulnerado el derecho a un juez imparcial, el derecho a un proceso con las debidas garantías, a utilizar los medios de prueba necesarios y a una instrucción imparcial sin vulneración del derecho a la presunción de inocencia.

25 de junio 2007

Escrito de Defensa del abogado de Alex Cisternas, solicitó al Tribunal enjuiciar los hechos.

4 de julio 2007

Escrito de Defensa de la abogada de Juan Pintos, solicitó que la Sección Octava de la Audiencia Provincial se abstenga de enjuiciar los hechos ya que tiene conocimiento completo de lo actuado y formado un criterio que impide asumir la garantía al derecho de Juez Imparcial.

Proceso paralelo de Acusación de los jóvenes por malos tratos de la policía.
7 de marzo: declaró Juan Pintos ratificando la denuncia presentada y detallando lo sucedido durante la detención. El Guardia Urbano acusado de agredir a Juan, se negó a responder a las preguntas formuladas por los abogados de la acusación. El otro guardia urbano acusado no se presentó.
8 de marzo: comparece Rodrigo Lanza ratificando la denuncia presentada y detallando lo sucedido durante la detención. Fueron llamados a declarar los guardias urbanos acusados de golpear a Lanza, absteniéndose de responder alguna pregunta.


7 de julio 2007

Declaró el agente guardia urbana acusado de golpear a Rodrigo en dependencias policiales. El policía niega los cargos y se acoge a su derecho de no responder a las preguntas que se le formulen.

9 de julio 2007

Se presentó a declarar el guardia urbano acusado por Alex Cisternas, que no se había presentado anteriormente. Rechaza los cargos y se niega a responder a las preguntas.

18 de julio 2007

Acta de reconocimiento fotográfico. Ante la solicitud de realizar una rueda de reconocimiento de los policías presentes mientras estuvieron detenidos, los abogados de la policía se negaron rotundamente y la jueza permitió solo el reconocimiento fotográfico. Para tal efecto a Rodrigo Lanza se le presentó una fotocopia tamaño A4 con 20 fotografías carné en blanco y negro de jóvenes policías, por lo que se pone en duda lo vigente de los retratos ya que los guardias que arrestaron a los jóvenes son de mediana edad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada